This functionality is implemented using Javascript. It cannot work without it, etc...

Estamos cargando la información...

Saltar al contenido

TERAPIA ELECTROCONVULSIVA

La terapia electroconvulsiva (ECT), es una modalidad de tratamiento psiquiátrico en el cual se inducen convulsiones eléctricas en un paciente previamente anestesiado con efectos terapéuticos. Al presente es la modalidad de tratamiento más utilizada en los casos de depresión mayor severa que no han respondido a otros tratamientos. Se ha utilizado también en el manejo de algunos desórdenes bipolares, catatonia, esquizofrenia y otros desórdenes psiquiátricos. Su uso comenzó durante la década de los años 30. Se popularizó en los 1940s y 50s. Hoy, se estima que un millón de personas reciben este tratamiento al año alrededor del mundo. Usualmente, un curso de tratamiento consiste de 6-12 sesiones distribuidas a razón de 2-3 sesiones por semana.La terapia electroconvulsiva puede diferir en su aplicación en tres maneras distintas; la colocación de los electrodos, el tiempo de estímulo y las características del estímulo. Los electrodos se colocan usualmente a ambos lados de la cabeza. Esto se conoce como la terapia electronvulsiva bilateral. La terapia electroconvulsiva unilateral, en la cual los electrodos se colocan en un solo lado de la cabeza, es de uso menos frecuente. La posición bifrontal, es una variación poco común. Los electrodos se colocan en una posición intermedia entre bifrontal y unilateral. En EU la posición más comúnmente aplicada es la bilateral. Los electrodos producen un estímulo eléctrico. El nivel de estímulo recomendado para ECT debe ser en exceso al umbral de convulsión del paciente. Este estímulo debe ser una y media vez más que el umbral de convulsión, para la modalidad bilateral y hasta 12 veces para la unilateral. Estímulos por debajo de estos niveles pueden ser no efectivos a pesar de que se produzca una convulsión. Aplicar dosis en exceso de lo recomendado puede inducir problemas cognitivos sin que se alcance un efecto terapéutico adicional. El umbral de convulsión se obtiene titulando la dosis (“trial and error”). En el caso de personas de edad avanzada estos tienden a tener un umbral de convulsión más alto que los jóvenes. Por otro lado algunos medicamentos pueden alterar el umbral. En estos casos el estímulo puede aplicarse de forma de una onda sinusal o en forma de pulsos breves. La mayoría de los tratamientos modernos usan esta última modalidad.La terapia electroconvulsiva produce una convulsión clónica que dura no menos de 15 segundos donde se pierde la conciencia. El mecanismo exacto de acción se desconoce.
Los efectos sobre la memoria a largo plazo ha sido motivo de preocupación. Los efectos agudos incluyen amnesia antes y después del tratamiento. La pérdida de memoria y confusión con la colocación bilateral de los electrodos es mayor que en la unilateral. Aún en los casos más severos la recuperación de ésta es virtualmente completa. Existe la duda, si parte de la pérdida de memoria antégrada (antes del tratamiento) ya existía. Un estudio publicado en 2007 por Harold Sackeim (1,2) demostró que la aplicación bilateral con onda sinusal producía una disfunción cognitiva y pérdida de memoria severa por tiempo extendido de tratamiento. Un estudio publicado en el 2004 en el “Journal of Mental Health”(3), informó que de un 35-42% de los pacientes perdían inteligencia.
Algunas entidades nacionales de salud mental han concluido que no hay evidencia de que la terapia electroconvulsiva produzca daño estructural al cerebro. Un informe del Cirujano General de Estados Unidos (4) manifiesta que “el miedo a que la terapia electreoconvulsiva cause daño estructural al cerebro no ha sido demostrado, aún con décadas de investigación en humanos y animales.”
Se acepta que la terapia electroconvulsiva es una alternativa relativamente segura en todos los trimestres del embarazo. Algunos estudios han informado complicaciones, particularmente cuando se compara con tratamiento farmacológico.

787-277-6653 787-474-6326