Cuando hablamos de mejorar la experiencia del cliente (o CX, por sus siglas en inglés), el trabajo nunca se acaba. En un mundo donde lo que espera el consumidor siempre está cambiando y la tecnología no para de avanzar, los líderes de negocios tienen que estar al día para mantenerse en la competencia.

Mejorar la experiencia del cliente es el proceso de conocer a fondo a tus clientes y hacer su camino más fácil en todos los puntos de contacto. Esto implica pensar siempre en el cliente y enfocarte en tres aspectos clave:

1. Mejorar la experiencia en la web: Usar herramientas para recoger datos, como Google Analytics y encuestas a clientes, para identificar cómo mejorar tu página web o aplicación.

2. Mejorar la experiencia del producto: Usar análisis para evaluar cómo está funcionando el producto, planificar cómo los nuevos clientes lo van a adoptar y usar notificaciones en la página para resaltar las características del producto o los precios.

3. Mejorar la experiencia de los mensajes: Comunicarte con los clientes a través de diferentes canales, como correo electrónico, mensajes de texto (SMS) y chatbots, para informar sobre productos, servicios o noticias de la empresa.

Un punto clave para mejorar la CX es adoptar un enfoque que abarque todos los canales. Los clientes deben tener una experiencia fluida en diferentes dispositivos y canales, lo que les permita interactuar fácilmente con tu marca. Esta consistencia es crucial para impulsar la lealtad y retención.

¿Por qué es importante mejorar la experiencia del cliente?

Mejorar la experiencia del cliente es fundamental para el éxito de las empresas. Según el Informe de Tendencias de la Experiencia del Cliente de Zendesk 2022, más del 90% de los encuestados dijeron que gastarían más dinero en empresas que ofrecen experiencias sencillas. Además, los clientes que califican la CX de una empresa como «buena» tienen un 37% más de probabilidades de recomendarla a otros.

Las apuestas son altas, ya que el 61% de los clientes se irán a la competencia después de tener una mala experiencia, lo que representa un aumento del 22% con respecto al 2021. Construir relaciones sólidas con los clientes lleva a un mayor valor y lealtad, transformando a los compradores ocasionales en clientes habituales.

Estrategias para mejorar la experiencia del cliente

Mejorar la experiencia del cliente requiere un enfoque completo, que incluya el seguimiento de datos, análisis y pruebas A/B para mejorar la satisfacción general. Aquí te dejamos tres estrategias efectivas para empezar:

1. Configura herramientas para recoger datos del cliente

Para conocer completamente a tus clientes, evalúa datos estructurados y no estructurados. Los datos estructurados incluyen información cuantitativa, como nombres y ubicaciones geográficas, mientras que los datos no estructurados abarcan información cualitativa, como menciones en redes sociales, mensajes de chat y correos electrónicos.

2. Mide métricas de mejora del cliente

Evalúa el éxito de tus esfuerzos para mejorar la CX siguiendo métricas clave que estén alineadas con los objetivos de tu negocio. Estas métricas deben ser específicas para tus productos, servicios, procesos de soporte e iniciativas.

Comparar datos trimestrales te permitirá obtener información valiosa para los informes de desempeño de CX. Asegúrate de que tus métricas estén alineadas con tus objetivos comerciales más amplios para lograr mejoras significativas.

3. Mejora cada etapa del viaje del cliente

Comprende las necesidades y expectativas de tus clientes preguntándoles directamente a través de encuestas e investigaciones. Crea un mapa del viaje del cliente que documente cada punto de contacto del cliente e identifique áreas de mejora.

Obtén información sobre el problema que tus clientes intentan resolver al consultar con los equipos de soporte, éxito del cliente y ventas. Realiza pruebas de usuarios y grabaciones de sesiones para comprender el comportamiento real de los clientes y mejorar la experiencia del cliente en dispositivos móviles.

Enfócate en la consistencia en todos los puntos de contacto y procesos para ofrecer una excelente y unificada experiencia al cliente.

En resumen, mejorar la experiencia del cliente es clave para el éxito en el competitivo panorama actual. Al adoptar un enfoque que abarque todos los canales y utilizar estrategias basadas en datos, las empresas pueden impulsar la lealtad y retención del cliente. La implementación de estas estrategias mejorará el viaje de experiencia del cliente y garantizará un éxito a largo plazo para tu marca. Recuerda que el trabajo nunca se acaba y que la mejora continua es esencial para mantenerse a la vanguardia en el mundo de constante evolución de la mejora de CX.

Invertir en la salud y de tus empleados siempre es una gran idea de negocios. En Triple-S para PYMES somos ese socio que te da tranquilidad mientras tú te preocupas por llevar tu empresa al próximo nivel.