Para detener una pandemia es necesario utilizar todas las herramientas disponibles. Las vacunas actúan junto al sistema inmunitario para que su organismo esté preparado para combatir el virus si se ve expuesto al mismo. Otras medidas, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, ayudan a reducir el riesgo de estar expuesto al virus y propagarlo a otras personas.

Vacunarse es una de las varias medidas que puede tomar para protegerse y proteger a otras personas del COVID-19.  Protegerse del COVID-19 es crucial porque, en el caso de algunas personas, la enfermedad puede ser grave e incluso ocasionar la muerte.

Por el momento, hay tres vacunas autorizadas y recomendadas para la prevención del COVID-19:

Las vacunas contra el COVID-19 ayudan a nuestro organismo a desarrollar inmunidad contra el virus que causa el COVID-19 sin que para ello tengamos que contraer la enfermedad. Los diferentes tipos de vacunas actúan de diferentes formas para aportar protección, pero con todos los tipos de vacunas el organismo se queda con un suministro de linfocitos T de “memoria”, además de linfocitos B que recordarán cómo combatir ese virus en el futuro.

Por lo general, después de la vacunación el organismo demora algunas semanas en producir linfocitos T y linfocitos B. Por consiguiente, es posible que una persona se infecte con el virus que causa el COVID-19 justo antes o justo después de vacunarse, y que se enferme porque la vacuna no tuvo suficiente tiempo para generar protección.

A veces, después de la vacunación, el proceso de generar inmunidad puede causar síntomas, por ejemplo, fiebre. Estos síntomas son normales y son una señal de que el organismo está desarrollando inmunidad.

¿Como estar alertas y detectar actividad sospechosa o fraudulenta?

 No se debe comprar ningún tipo de vacuna o tratamiento contra COVID-19 por internet ni en una farmacia digital.

No entregar dinero en efectivo ni hacer ningún otro tipo de pago si se recibe una llamada sospechosa, correo electrónico o anuncios ofreciendo adelantar turnos o estar en lista de espera.

No divulgar datos personales, médicos o financieros, ya que estos pueden usarse para enviar facturas fraudulentas a los programas federales de atención médica y/o para robar identidad para efectos de la atención médica.

Consulta siempre fuentes oficiales para obtener información actualizada sobre el plan de vacunación y verifica con el proveedor de salud de tu confianza para más seguridad.

Recuerde que si usted o algún familiar desean reportar alguna situación de fraude, abuso y desperdicio puedes utilizar cualquiera de nuestras efectivas líneas de comunicación de Triple– S, (787) 277-6633 o fraude@ssspr.com.