En tiempos de crisis e incertidumbre, como los que estamos viviendo con el coronavirus, debemos mantenernos informados de los cambios en la atención médica y las nuevas modalidades de fraude que puedan surgir.

Algunas situaciones que podemos enfrentar son las siguientes:

Pagar por las nuevas vacunas que combaten el coronavirus

El gobierno federal ha pagado el costo de las vacunas, por lo tanto, usted no tiene que pagar ninguna cantidad de dinero por éstas durante esta emergencia pública. Además, nadie puede solicitarle el pago de deducible o co­aseguro.

Listas de Espera o rápido acceso

Usted no tiene que pagar por que lo incluyan en una lista de espera para recibir la vacuna o para lograr acceso rápido a la vacuna.

Contacto

Ninguna persona del Gobierno de Puerto Rico o alguna agencia federal le va a contactar por teléfono para hacer algún ofrecimiento de clase alguna.  Además, nadie de un centro de distribución de vacunas o un pagador como un plan de seguros de salud, se comunicará con usted para solicitarle información sobre su número de seguro social, su tarjeta de crédito o su cuenta de banco, con el fin de incluirle en una lista para que pueda ser vacunado.

Protéjase

Cuídese de los proveedores que ofrecen productos, tratamientos o medicinas para prevenir el virus.  Siempre coteje con su proveedor de salud antes de pagar por o recibir cualquier tratamiento relacionado al COVID-­19.

Los estafadores recopilan información personal de los asegurados a través de pruebas gratuitas. Es posible que puedan utilizar esta información para facturar pruebas falsas o innecesarias no relacionadas al coronavirus.

Si usted recibe una llamada, mensaje de texto, correo electrónico, o alguien toca a su puerta, reclamando que puede lograr acceso rápido a la vacuna, DETÉNGASE, puede ser un esquema fraudulento.

¡Haga buen uso de su plan médico, el utilizarlo de manera incorrecta nos afecta a todos!  Si conoce de algún esquema de fraude o abuso sospechoso puede referirlo a la línea confidencial (787) 277-6633 o fraude@ssspr.com.